10 cosas que nunca debes hacer con el hijo de los demás


¿Recuerda aquel dicho «no hagas con los demás lo que no quisieras que hicieran contigo»? Pues eso, hay algunas cosas que no debería hacer con el hijo de los demás si no quieres que lo hagan con el suyo. Y si aún no tienes hijos para saber de esas cosas, estamos aquí para contarte.

Ahora bien, vea a continuación 10 situaciones que debe evitar hacer con los hijos de los demás.

1. No despierte al niño de otro

Si ya tiene un hijo, probablemente sabe cómo a veces puede ser difícil hacerlo dormir. Muchos niños, principalmente bebés recién nacidos, tienen dificultades con la rutina del sueño y esto puede ser muy estresante tanto para el niño y para los padres. Por eso, si un niño está durmiendo, déjelo descansar. Además de colaborar con los padres, también permite que aquel niño descanse y disfrute del sueño que es tan imprescindible en la infancia.

2. No bese al bebé

Todo bien, sabemos que los bebés son muy lindos y nuestra voluntad de apretarlos y llenarlos de besitos es casi incontrolable. Pero antes de tener un ataque de ternura, piense en las bacterias que existen en su boca y cómo esto puede ser perjudicial a esos seres tan pequeños e indefensos. Puede parecer un acto inofensivo, pero la saliva puede contener innumerables bacterias y virus causantes de enfermedades serias, como el herpes, por ejemplo.

3. No desautorice a los padres del niño

¿Quién nunca oyó a un adulto decir «déjalo!» Cuando los padres están reprendiendo la actitud del niño? Si ha escuchado esto, o incluso ha dicho esto, sepa que esa actitud no debe repetirse nunca más. La educación del niño es responsabilidad de los padres y, si no dejan al niño hacer algo, deben tener una buena razón para ello.

4. No ofrezca alimentos al niño sin la autorización de los padres

Esta sugerencia debe anotar en un lugar que vea todos los días para no olvidar. Puede ser que dar un chocolatito al hijo de su amiga parezca algo tonto para usted, pero ese acto puede traer serias consecuencias. Y sea por opción de los padres de no dar algún tipo de alimento al niño o por motivos de salud, como alergias, por ejemplo, no le corresponde decidir qué va a comer o no. Siempre consulte a los padres antes de ofrecer cualquier cosa a los pequeños.

5. No dar comida a un niño si el cubierto ya se ha utilizado

Este consejo es muy similar a la sugerencia del beso. No importa si se considera 100% sano, siempre use un cubierto higienizado para dar comida a un niño que no sea su hijo. Esto la protege contra gérmenes, bacterias y virus.

6. No fume cerca del niño

Fumar cerca de alguien, aunque esa persona ya haya pasado de la infancia, requiere un poco de respeto. Para quien no fuma, el olor del cigarrillo es bastante incómodo, sin contar que estar cerca del humo también es bastante nocivo para la salud. La educación del niño es responsabilidad de los padres, pero el bienestar de él depende de todos.

7. No lleves a tu hijo a jugar con otro niño si está enfermo

En ese momento sea empático y piense si le gustaría que un niño con gripe, por ejemplo, tuviera un contacto cercano con su hijo. ¿Se colocó en el lugar de ese otro padre o madre? Los hijos son los bienes más preciados y sus padres siempre harán de todo para que estén lejos de cualquier peligro.

8. No haga comparaciones

«¿Su hijo todavía camina? ¡Nuestro hijo con esa edad ya hasta corría!».

¿Necesito hablar como eso es desagradable? Cada niño es único, ellos siempre tendrán sus particularidades y eso no significa que uno es mejor o peor que otro. Este tipo de frases pueden molestar a los padres….

9. No deje a un niño sostener a un bebé en el regazo

Los bebés son muy frágiles e incluso muchos adultos tienen miedo de sostenerlos en el regazo. En general, los niños no tienen noción de su fuerza y ​​sus habilidades manuales pueden no estar totalmente desarrolladas. Si un niño quiere sostener a un bebé en su regazo, sepa conversar con él para explicar por qué no es una buena idea. Si aún así él insiste, coloque al bebé en el regazo del niño, pero continúe en el control de la situación, siempre con las manos entre el bebé y el niño.

10. No critique al hijo de los demás

No haga, principalmente delante del niño, críticas negativas hacia él. Los niños son muy sensibles e internalizan lo que oyen, interfiriendo en la formación de sus personalidades. Sin contar que esa actitud puede herir a los padres de ese niño también.