Cómo aplicar el maquillaje

0 comentarios Esplendida Por Esplendida El 3 de junio de 2013




Ya sea por nuestro trabajo, por las reuniones sociales, por las salidas con las amigas o simplemente porque nos guste vernos mejor con un poquito de color, el maquillaje hoy en día es muy importante. Maquillarse bien es fundamental, pero muchas veces, ya sea por las prisas o porque simplemente no sabemos, a la hora de aplicar el maquillaje se comenten muchos errores que hacen que nuestro se note en exceso en nuestro rostro y este no esté perfecto.

Es por eso que os voy a dar algunos consejos sobre cómo aplicar la base para que no queden excesos. Muchas personas aplican la base en único punto y luego la esparcen por el resto de la cara, lo que es una decisión poco acertada, ya que luego queda, en el lugar inicial del maquillaje, la piel más oscura, ya que puede que no quede bien extendido.

Para evitar esto debemos o colocarnos el maquillaje en la mano e ir extendiéndolo por la cara con toquecitos y una brocha (o esponja, lo que más os guste) o echarnos algunas gotas de maquillaje por toda la cara y expandirlo con las manos dando suaves masajes.

Para fijar bien el maquillaje no espolvorees el bronzer directamente sobre la base, antes matifica bien con polvos traslúcidos para que no se pegue a la base de maquillaje, lo que nos dará un efecto más natural y nos evitará los incómodos brillos faciales. Por último, para absorber la grasa de la piel lo mejor es optar por unas toallitas matificantes (las tenemos de muchas marcas), son muy cómodas y las podemos llevar en el bolso sin ningún problema.

POR QUÉ SE MAQUILLAN LAS MUJERES

 

Es bien sabido por todo el mundo que las mujeres suelen ser muy coquetas y están muy preocupadas por su aspecto, esto hace que algunas incluso desde muy jóvenes, y cada vez más jóvenes, utilicen el maquillaje para realzar su belleza natural.

Gracias al uso del maquillaje se pueden tapar imperfecciones que de otro modo saltarían a la vista inmediatamente y que no suele gustar lucir, como por ejemplo los molestos granitos, o pequeñas cicatrices o señales que tengamos quizás debido a alguna enfermedad como la varicela o la manía de quitarnos los granitos propios del acné juvenil.

Y es cierto que si se elige bien el maquillaje adecuándolo al tipo de piel que cada una tenga, la piel suele quedar lisa como si no hubieran existido nunca esos molestos granitos.

Incluso el maquillaje puede venir bien en esas mañanas que una se levanta con una cara pálida más blanca que la pared porque tal vez no haya dormido bien, y un poco de maquillaje: un colorete aquí, sombra de ojos por allá, los labios bien pintados y una se mira al espejo y parece otra.

La verdad es que una mujer bien maquillada, sin excederse, suele causar muy buena impresión en los demás. Las personas que la rodean pueden percibir no sólo la belleza natural de ella, sino también el esmero con que se cuida para estar presentable ante los demás, esto también es signo de respeto ante la demás personas porque sienten que si se ha arreglado para salir es porque le importa con quién haya quedado o con quién va a encontrarse, y la persona siente que para esa mujer que ha estado ante el espejo un buen rato para maquillarse y arreglarse esa cita es importante, lo que causa una buena impresión, importante sobre todo si es una cita de trabajo.