Cómo proteger del sol las pieles sensibles

0 comentarios Esplendida Por Esplendida El 21 de abril de 2017




 

¡Llego el sol, el agua y la arena! Es el momento adecuado para ir a la playa. Pero sabes muy bien que si con tan solo tener la piel normal se puede ver afectada por el sol; mucho más riesgoso es exponer tu piel sensible al sol en estas ocasiones. ¿Qué puedes hacer para protegerla del sol? Pues mantén la calma y despreocúpate que te daremos las recomendaciones y consejos a continuación.

Sabemos que nuestra piel es sensible cuando se enrojece con facilidad y tiende a resecarse y deshidratarse. Sobre todo, las personas con pieles blancas, que son pelirrojas, y tiene ojos claros son muy propensas a tener pieles sensibles. Si no quieres sufrir las dolorosas quemaduras que causa el sol, prepárate.

Dale a tu piel una buena alimentación

Lo primero para protegerte es consumir mucha vitamina C para proteger tu sistema inmunológico, te provea antioxidantes y dé como resultado una piel saludable. Consume naranjas, limones, kiwis, fresas, espinacas, tomates, y pimentones para obtener colágeno y elastina, sustancias importantes para tu piel.

Sin olvidar estar siempre hidratado, consumiendo suficiente agua en el día y evitando consumir en exceso bebidas alcohólicas y alimentos picantes.

Recomendaciones para evitar quemaduras

  • Usa siempre que salgas al aire libre tu protector solar con un factor de protección solar bajo (FPS 15-20).
  • Al ir a la playa usa un protector solar con un factor alto (FPS +50) y lleva una sombrilla para protegerte del sol.
  • Exponte progresivamente al sol, por periodos de pocos minutos hasta adaptarte.
  • Utiliza vestimenta adecuada: gafa de sol, gorra o sombrero, camisetas para los niños, proteger las zonas de tu cuerpo que sean sensibles.
  • Evita exponerte a las horas de las 12 pm a las 4pm donde el sol es más fuerte y actúa directamente.
  • Reaplica tu protector constantemente, con un intervalo de 2 horas como máximo.

 

Protege a los niños del sol

Y por supuesto no te olvides de los niños. Ellos sobretodo tienen una piel sensible y como están en desarrollo pueden sufrir quemaduras fácilmente. Si tu niño es menor de 3 años evita exponerlo al sol y si es mayor de esta edad puede seguir todos los consejos que te hemos mencionado. Y al aplicarle su protector solar colócaselo en todo su cuerpo incluso pies, orejas, cuello y espalda.

Así que despreocúpate. Con estas recomendaciones ya puedes disfrutar de la playa con tranquilidad. No olvides compartir estos consejos y coméntanos que consejo te gustaría aplicar en tu próximo viaje.