De viaje con tu mascota

0 comentarios Esplendida Por Esplendida El 4 de diciembre de 2015




 

mascota

Tanto si nos vamos de vacaciones como si nos trasladamos de ciudad o de país, un tema muy complicado es como trasladar a nuestras mascotas.

En el caso de viajes cortos, es mejor realizarlos por tierra, en vehiculo propio. Así siempre se podrá parar cuando nuestra mascota necesite descansar. En el caso de animales acostumbrados al viaje en auto no será nada complicado, pero si se trata de primerizos o de gatos que se espantan de todo, el viaje puede resultar muy pesado. En este último caso es mejor decidir si es necesario el traslado o no, si sólo nos vamos de vacaciones es preferible dejar a nuestra mascota consentida con un pariente o un amigo o con un canguro de mascotas como los que ofrece la marca Petandnet.

Pero, si no tenemos esa opción, o si nos estamos mudando de ciudad o de país, tenemos que pensar en todo lo que se va a necesitar para el viaje. En primer lugar, la jaula transportadora, que debe ser del tamaño adecuado para que pueda moverse y pararse dentro de ella. Los alimentos que necesitara si el viaje es muy largo, y más que nada un plato de agua. En el caso de los gatos también se puede llevar su arena sanitaria, aunque por la particularidad de estos animalitos es muy probable que prefieran esperar a sentirse seguros y no la usen.

Otra cosa que debemos averiguar son las exigencias y normas de la empresa de transporte que utilizaremos. Si permiten animales, si se los puede llevar en cabina (en el caso de usar avión) o deben ir como equipaje. Además también debemos reservar con tiempo los viajes y consultar las tarifas especiales para su transporte.

Algo muy importante, especialmente entre países,  es contar con toda la documentación necesaria sobre sus vacunas y controles sanitarios. Debemos informarnos sobre las leyes sanitarias del país de destino, y de aquellos países donde se harán escalas. Se puede recabar toda esta documentación en las oficinas de Sanidad Animal del país de origen.

Es recomendable los viajes en estaciones templadas, el calor o el frío, más las condiciones propias de la forma de transporte que elijamos pueden irritar mucho al animal.

Finalmente, el día del viaje, no debemos sobrealimentar a la mascota y presentarnos temprano para el embarque. Marcar la jaula de transporte para indicar que se trata de un animal y si tenemos la suerte de poder ingresarlo a cabina, tratar de tranquilizarlo con el sonido de nuestra voz.

Seguramente el viaje se sentirá más largo de lo que es. Pero si nos preocupamos anticipadamente de todos los detalles no deberíamos tener ningún contratiempo.