Invertir en Arte… ¿Una opción inteligente?

0 comentarios Esplendida Por Esplendida El 27 de febrero de 2018




网上画廊

 

Muchos inversores a largo plazo buscan diversificar sus patrimonios invirtiendo en diferentes clases de activos, incluso exóticos. Algunos prefieren poner su dinero en monedas y joyas raras, mientras que otros invierten en finos vinos. Una clase de inversión que gana rápidamente en popularidad es el arte. El arte de calidad no sólo puede mejorar la decoración de su hogar y evocar emociones poderosas, sino que también puede revalorizarse simplemente estando colgado en la pared de su sala.

Los mitos acerca de la inversión en el arte siempre han impedido a la persona común entrar en esta empresa potencialmente lucrativa. “No sé nada de arte” “Invertir en arte es sólo para los ricos” “ ¿Y si me estafan?” Todas estas son preocupaciones legítimas, pero se pueden desbaratar rápidamente con un poco de investigación y conocimiento.

Si deseas invertir en un fondo, comenzar tu propia colección, o apenas compres algunas piezas para adornar tu hogar, la mejor opción es comenzar a educarte en el tema. Si tu plazo de inversión es de 10 años o más, el maravilloso y rentable mundo del arte puede ser muy adecuado para ti.

Tipos de arte:

Hay muchos tipos de arte que un nuevo inversionista podría explorar. Los principiantes tienden a pensar automáticamente en las pinturas, pero el arte abarca una amplia variedad de medios, estilos y clasificaciones. Según Zatista, una galería de arte en línea que vende arte original, los diferentes tipos (o “disciplinas”) incluyen pintura, dibujo, fotografía, digital, medios mixtos, escultura, grabados e incluso video.

La clave para tomar una decisión está en los creadores de la obra. ¿Son artistas o artesanos? ¿Es la obra en cuestión una pieza única o existen varias?

¿Original o copia?

Las obras originales son las más valoradas en el mundo del arte, pero incluso una copia puede valer una nada despreciable suma. Para saber si su copia se apreciará en valor, tienes que estar provisto de cierto conocimiento.

Arte original: Un original es una obra de arte única. Esto es lo que la mayoría de los inversores de arte adquieren. Generalmente, es la rareza del original lo que justifica el alto precio.

Impresiones: A pesar de que una impresión es una copia, todavía se considera una obra de arte y puede tener valor. Una impresión se produce a través de una variedad de técnicas, dándole una calidad, claridad e impacto visual que rivalizan con el original. Las impresiones de edición limitada son aquellas que el artista ha acordado ejecutar una cantidad finita de, por ejemplo, 50 o 100 ejemplares. A veces el artista firma autógrafos en el margen, lo que aumenta el valor considerablemente.