Prevención contra el acoso en internet a menores

0 comentarios Esplendida Por Esplendida El 1 de julio de 2016




Como padre, innegablemente, usted tiene cientos de obligaciones. El trabajo, el desarrollo educativo de los suyos, su propio grupo de obligaciones, en fin. Es difícil mantener el ritmo pero, en la actualidad, hay un factor adicional que debe considerar para la propia protección de su familia y que gira en torno a la salud mental de sus hijos.

El acoso en internet empieza desde el momento en que menores se relacionan con individuos peligrosos y estos adquieren una posición ofensiva para intimidarlos. Mayormente estos casos ocurren cuando existe poca comunicación en el espacio familiar o no se le da la debida importancia a la interacción nacida en la red.

El primer paso para nutrirse de este tema es informar a sus hijos sobre las consecuencias que provoca relacionarse con personas desconocidas, pautar citas y darles información personal. Expréseles el valor que tiene saber manejar el flujo de datos que dejan en sus perfiles a fin de que comprendan los riesgos.

            Medidas

La prevención contra el acoso en internet a menores comienza desde casa.

  • Infórmeles sobre lo que significa el ciberacoso y sus alcances.
  • Manténganse al tanto de las páginas que sus hijos visitan.
  • Sea consecuente en los perfiles que manejen en la red y, en algunas oportunidades, delimite el acceso en ciertas páginas.
  • Hágalos sentir seguros y con plena libertad de hablar sobre los temas que le preocupan.

Las secuelas por el acoso virtual suelen perjudicar no sólo al menor directamente involucrado, sino también a quienes conforman su entorno. Y es que los constantes mensajes, correos e incluso llamadas con cualquier cantidad de insultos o contenido obsceno, destruyen la confianza y autoestima del adolescente.

En los casos extremos, restringir todas las formas de comunicación del acosador representa un buen inicio para detenerlo. Tanto los padres como sus hijos deben conservar el valor necesario al realizar cambios que intimiden al agresor. Reportarlo como indeseado en la red social a la que pertenezca y tener un cambio constante en las claves de acceso servirá para ahuyentarlo.

Si el acosador es plenamente identificado, avisa a las autoridades correspondientes. Lo importante es no temer.